Para un lugar de trabajo seguro y saludable

**La seguridad es asunto de todas y todos.
Sea proactivo y preventivo ante incidentes que afectan la seguridad en el trabajo.
**Utilice bien su espacio.
Adapte su actividad y comportamiento según el área de lugar de trabajo donde se encuentre: áreas para trabajar, descansar, aseo personal o almacenar. Mantenga los pasillos y espacios de trabajo despejados, señalizados, bien iluminados, ventilados y conozca las señales de alarma.
**Revise su área y espacio de trabajo.
Dedique algunos minutos regularmente para revisar su área y espacio de trabajo. Verifique que se mantengan las condiciones idóneas de seguridad e higiene (ubicación, altura, limpieza, estado de la maquinaria).
**Proteja su salud y entorno.
Identifique los factores que afectan su salud y su entorno (polvo, sustancias peligrosas, ruido, temperatura, iluminación, ventilación, entre otros) a fin de tomar acciones para minimizar los efectos adversos y evitar accidentes o enfermedades en el lugar de trabajo.
**Utilice equipos de protección personal (EPP)
Asegúrese de que haya disponible en cantidad y calidad, equipos de protección personal – lentes, zapatos, guantes, cascos, capotes, delantales, mascarillas, etc. Según el tipo de riesgo en el lugar de trabajo, y que sean utilizados debidamente.
**Un cambio es tan bueno como un descanso.
Añada variedad a las actividades en el lugar de trabajo. La monotonía y el aburrimiento son los enemigos de la calidad, la productividad y de la seguridad. Tomar pequeños descansos, también ayudará a evitar la fatiga y desarrollar nuevas habilidades, sobre todo para las personas que trabajan de pie o en tareas con acciones repetitivas.
Comenzamos el año y siempre renovamos el objetivo de contribuir al trabajo seguro. Lograrlo depende de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + dieciocho =