Iluminación en el ambiente laboral

Los seres humanos poseemos una extraordinaria capacidad para adaptarnos a nuestro ambiente y entorno. La luz es un elemento esencial para nuestra capacidad de ver, y necesaria para apreciar la forma, color y perspectiva de los objetos.

A través del sentido de la vista obtenemos la mayor parte de la información recibida desde nuestro entorno (aproximadamente el 80%).  Por eso, es importante considerar la importancia de la luz en el bienestar humano, y su incidecia en nuestro estado mental o nivel de fatiga, que se ven afectados por la iluminación y el color que nos rodea.
Desde el punto de vista de la seguridad en el trabajo, la capacidad y el confort visual son muy importantes. Muchos accidentes se deben, entre otras razones,  a deficiencias en la iluminación o errores del trabajador a quien le resulta difícil identificar objetos o los riesgos asociados con la maquinaria, transporte o productos peligrosos.

Recomendaciones para mantener un buen sistema de iluminación:

  • Realizar el mantenimiento preventivo y correctivo del sistema.
  • Mantener un programa de limpieza y recambio de luminarias
  • Verificar distribución y orientación de luminarias
  • Controlar, en forma periódica, el buen funcionamiento de la iluminación de emergencia.
  • Evitar el deslumbramiento reflejado o directo
  • Controlar la existencia de dificultades de  percepción visual
  • Analizar los colores utilizados en función de los objetos.
  • Observar las sombras y contrastes adecuados.

Fuente: Preventis, año1,  número 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 16 =